01_personas

.

03_realidad+

.

03_realidad-

.

04_metodo

.

05_el_sueño

.

 

27° TIEMPO ORDINARIO

.actitud-positiva

HOMILÍA DOMINGO 27° TIEMPO ORDINARIO (C) 2 de octubre de 2016

EVANGELIO. Lectura del santo evangelio según san Lucas (17,5-10):
En aquel tiempo, los apóstoles le pidieron al Señor: «Auméntanos la fe.»
El Señor contestó: «Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: “Arráncate de raíz y plántate en el mar.” Y os obedecería. Suponed que un criado vuestro trabaja como labrador o como pastor; cuando vuelve del campo, quién de vosotros le dice: “¿En seguida, ven y ponte a la mesa”? ¿No le diréis: “¿Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú”? ¿Tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: Cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: “Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer.”»
Palabra del Señor

HOMILÍA

PRÓLOGO. Hola, qué bueno que estemos nuevamente juntos para encontrarnos con la Palabra, escudriñarla como todos los domingos y descubrir lo que Dios quiere de nosotros mediante el evangelista Lucas. Demos la bienvenida a los feligreses, a los hermanos, a la familia o al grupo humano con el que vamos a encontrarnos con la Palabra.

AÑO LITÚRGICO. Es necesario que con nuestros hermanos con quienes escudriñamos la Palabra no nos olvidemos que estamos en el desarrollo del Año Litúrgico y que no es una celebración totalmente independiente, sino que hace parte de la posibilidad de configurarnos con Jesús.

EXÉGESIS. El Papa Francisco nos dice que “la tarea no apunta a entender todos los pequeños detalles de un texto, lo más importante es descubrir cuál es el mensaje principal, el que estructura el texto y le da unidad” (EG 147) y por eso es que al intentar hacer exégesis descubrimos el mensaje que el autor sagrado nos quiere comunicar. Veamos, el autor es Lucas y no se aparta de su método: plantea la situación real «Auméntanos la fe», y como siempre el Señor hace su reflexión y expresa que si tenemos fe las cosas se dan según el plan de Dios, o se cambia de lugar la morera, o el empleado cumple lo mandado. Después, como siempre entrega su frase célebre que condensa el mensaje, y dice que solamente “hemos hecho lo que teníamos que hacer”. Jesús plantea que la fe es cuestión de hacer en la vida lo necesario para que la voluntad de Dios se cumpla, no dice Jesús a sus discípulos la fórmula para que se aumente su fe, sino que hay que hacer todo lo mandado y eso mandado no es determinada actividad, sino una vida entera, cumpliendo su voluntad, es decir haciendo lo que se tiene que hacer. Concluyendo que la fe es una forma de vida que consiste en vivir lo mandado delante de Dios que nos está mirando.
Mensaje: Debemos hacer lo mandado.

HERMENÉUTICA es actualizar el mensaje. Debemos tener muy claro que al tratar de actualizar el mensaje, los feligreses, los hermanos, los fieles, la familia o las personas a las que les sirvamos, ya han seguido con nosotros todo un proceso de evangelización, pues domingo a domingo escuchamos la Palabra y cada vez nos trae un mensaje, que va concatenado con los otros mensajes para obtener coherencia en el seguimiento de Jesús para que entre nosotros se haga realidad el Reino de Dios. No se hace presente ya el Reino por el mensaje de hoy, sino que hace parte del proceso de evangelización y poco a poco el Reino se hará realidad en nosotros, dependiendo de nosotros y no de Dios, pues Él ya ha hecho todo por nosotros.
¿Cómo hacer realidad lo mandado? Pues mediante la fe, que no es sino una forma de vida que consiste en hacer todo lo mandado. Pues en la vida nos va como nos va porque creemos que tener fe es hacer determinados actos de piedad, recitar ciertas oraciones, hacer determinadas señales, asistir a algunos actos religiosos y en determinados días (domingos y fiestas de guardar), cuando Jesús ya nos dice que serán dichosos aquellos a quienes su amo les encuentra “cumpliendo su deber” (Lc 12, 38) y eso es toda la vida. Aún más, todo eso debemos cumplir, toda la vida y es eso lo que tenemos que hacer. Entonces, no son determinados actos sino una forma de vida. Dicho de otra manera, es nuestra ACTITUD la que debemos mantener siempre tratando de cumplir lo que se nos ha mandado.

SUGERENCIAS. Seguir a Jesús, es mantener una ACTITUD de hijos de Dios. Por eso:
1 Esforcémonos por acrecentar nuestra fe, es decir procuremos vivir siempre en presencia de Dios, hagamos lo que hagamos. Si podemos asistir a algunas celebraciones qué mejor.
2 Tratemos de cumplir con lo mandado, en donde estemos, con quien estemos, “lo mandado”, es decir vivir bien y felices. Todo el tiempo.

EPÍLOGO. Para terminar, recordemos a nuestra comunidad que debemos hacer lo mandado y luego resumamos amablemente las sugerencias para vivir el mensaje dominical.

Jesús Palomino Idrovo

ORACIÓN

4_dar-gracias

26° TIEMPO ORDINARIO

.

servicio-1

 

HOMILÍA DOMINGO 26° TIEMPO ORDINARIO (C) 25 de septiembre de 2016

EVANGELIO. Lectura del santo evangelio según san Lucas (16,19-31):
En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos: «Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba espléndidamente cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico. Y hasta los perros se le acercaban a lamerle las llagas. Sucedió que se murió el mendigo, y los ángeles lo llevaron al seno de Abrahán. Se murió también el rico, y lo enterraron. Y, estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantando los ojos, vio de lejos a Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gritó: “Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas.” Pero Abrahán le contestó: “Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces. Y, además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que no puedan cruzar, aunque quieran, desde aquí hacia vosotros, ni puedan pasar de ahí hasta nosotros.” El rico insistió: “Te ruego, entonces, padre, que mandes a Lázaro a casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que, con su testimonio, evites que vengan también ellos a este lugar de tormento.” Abrahán le dice: “Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen.” El rico contestó: “No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a verlos, se arrepentirán.” Abrahán le dijo: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso ni, aunque resucite un muerto.”»
Palabra del Señor

HOMILÍA

PRÓLOGO. Bienvenido. En nuestra reunión con los hermanos, fieles, compañeros, amigos, familia, etc., debemos darles la bienvenida y anunciarles que también esta vez el encuentro será con Jesús en su santa Palabra. Procuremos que se sientan acogidos.

AÑO LITÚRGICO. No nos olvidemos de recordarles someramente que estamos en el domingo 26 del Tiempo Ordinario que a su vez hace parte del Año Litúrgico que en términos de San Pablo es el Misterio de la Salvación que se conforma del Círculo Salvífico y la vida de la Iglesia.

EXÉGESIS. El Papa Franciscos dice: “Por más que nos parezca entender las palabras, que están traducidas a nuestra lengua, eso no significa que comprendemos correctamente cuanto quería expresar el escritor sagrado.” Por eso nos preguntamos ¿qué nos quiere decir este evangelio? De acuerdo al método de Lucas, presenta el tema “Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino…  un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal”. ¿Ha cambiado la realidad? En la reflexión de Jesús, ambos, el rico y el pobre mueren, pero van a distintos lugares en donde viven las consecuencias de sus vidas. Jesús hace actuar a Abraham quien recuerda que hay los profetas y Moisés a quien seguir. Finalmente, la frase corta o el mensaje: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso ni, aunque resucite un muerto.”

Mensaje: Si somos seguidores de Jesús debemos escuchar su santa Palabra y vivirla.

HERMENÉUTICA es actualizar el mensaje. Nos dice Francisco: “que la predicación … transforme la vida.” (EG 138) Cumplir este pedido del Papa es aceptar la invitación del Señor a seguirle.

El tema de transformar la vida, de mejorar la vida, de ser mejor cada vez, es muy recurrente y a cada momento en los medios de comunicación, incluyendo la Internet.  Los diferentes escenarios nos hacen pensar, en definitiva, que lo que se debe hacer para transformar la vida, para mejorarla, no es sino cuestión de tener algo más de lo que se tiene. No se trata de ser más, en definitiva, sino de tener más, como si ésa fuera la solución. Y no solamente nos dicen qué debemos tener para mejorar la vida, sino que nos dicen el cómo adquirirlo y cuánto nos cuesta y hasta nos dan gangas o ventajas para poder pagarlo. Más, el asunto no va por ahí, pues todos ofrecen de todo para tener más, el Señor nos invita a ser más. ¿En dónde dice eso? Pues toda la Palabra nos habla de ser hijos de Dios, no de tener sino de ser. Aún más nos enseña la Palabra que para ser más lo que se debe hacer es AMAR, no tener sino amar y amar al estilo de Jesús. ¿Se preguntan cómo es el estilo de Jesús? El estilo de Jesús es amar hasta dar la vida. Y eso es vivir todos los días amando en el lugar en el que nos encontramos, con las personas con las que vivimos, trabajamos y servimos. Es decir, una ACTITUD de hijos de Dios que quieren ser, y si tienen, ojalá más de lo necesario, que sea para servir.

SUGERENCIAS. Seguir a Jesús, es mantener una ACTITUD de hijos de Dios. Por eso:

1 Hagamos conciencia de que es necesario SER antes que tener, ser hijos de Dios.

2 Para lograr SER debemos guiarnos de la Palabra que nos dice que AMAR es lo que tenemos que hacer.

3 Comencemos por amarnos y querernos como somos para luego amar a los demás. Eso puede y debe ser hoy mismo.

EPÍLOGO. Para terminar, recordemos a nuestra comunidad que si somos seguidores de Jesús debemos escuchar su santa Palabra y vivirla y luego resumamos amablemente las sugerencias para vivir el mensaje dominical.

 

Jesús Palomino Idrovo

DE TODO

.

ALEJANDRO MAGNO

.