EPIFANÍA

.

HOMILÍA EPIFANÍA DEL SEÑOR

 Mateo presenta al mundo al “Hijo de Dios”

8 de enero de 2017 (A)

EVANGELIO. Lectura del santo evangelio según san Mateo (3,13-17):
En aquel tiempo, fue Jesús de Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara. Pero Juan intentaba disuadirlo, diciéndole: «Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?»
Jesús le contestó: «Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere.» Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. y vino una voz del cielo que decía: «Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto.»
Palabra del Señor

HOMILÍA (Ayudas)

PRÓLOGO. Como homiletas, sabedores de las maravillas que hace Dios por nosotros los hombres, debemos a quienes hacen reflexión de la Palabras, darles la bienvenida y comunicarles el ánimo que nos embarga. No es tanto decir y decir cosas, sino mostrarles en las facciones, las actitudes, el trato, que nos sentimos bien porque Dios nos ama.

AÑO LITÚRGICO. Cómo no admirar a nuestro Dios y a nuestra santa Madre la Iglesia. Dios, extraordinario como es, tiene una metodología súper, miremos. Manda a su Hijo, hay que prepararse (Adviento), nace su Hijo Jesús (Navidad), nace en una familia y lo primero que hace es exaltar a su madre María y por eso el 1 de enero la celebramos como Madre de Dios y en el domingo siguiente, presenta a su Hijo Jesús al mundo, a todos los hombres, a la humanidad y es Epifanía. Es decir, envía a su Hijo, nace entre los hombres, celebra a su Madre y muestra su Hijo al Mundo. Qué maravilla. Contemos a nuestros feligreses esta maravilla de parte de Dios e invitémosles a asumir como celebraciones de nuestra santa Madre Iglesia. Digamos que esto es el Año Litúrgico.

EXÉGESIS. El texto del evangelio es de Mateo. Ya sabemos cómo es Mateo: sobrio, elegante, directo, detallista pero serio, animador de la comunidad seguidora de Jesús pero que se está organizando, así es Mateo, óigalo: «Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere», no dice más, muy serio, Jesús cumple lo que Dios quiere, e invita a Juan a hacerlo, no da vueltas. Jesús es bautizado por Juan, pero es el momento preciso, así es Mateo, “se abrió el cielo” y sin más palabras concreta: “el Espíritu de Dios bajaba”, y, es más, sin otras palabras “vino una voz del cielo” y como siempre, contundente Mateo, con palabras claras, en sonido de la voz del cielo presenta al mundo al enviado así: «Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto», no más, dice todo en un párrafo. ¿Qué es lo que pretende Mateo en todo este corto relato a su estilo? Pues, presentar al mundo al protagonista, Jesús, el Hijo de Dios. Eso es Epifanía.

Mensaje: Mateo presenta al mundo al “Hijo de Dios”.

HERMENÉUTICA es actualizar el mensaje. Epifanía, es mostrar, en este caso, Dios muestra al mundo, a la humanidad a su Hijo. La pregunta: ¿cómo actualizar este mensaje en este mundo? El asunto no es cómo hablarles de este acontecimiento a los feligreses que están dispuestos a escucharnos y que de alguna manera lo han oído ya varias veces. El tema es cómo decir a este mundo que Jesús es el Hijo de Dios, cuando ya muchos, no es que lo digan, sino que viven como si Dios no existiese, ya no les interesa Dios, cómo hablarles a ellos. Con el humanismo ateo, Dios ya no está, dios es el hombre; con la Ideología de género, igual, Dios, ni se lo menciona, dios es el hombre; en los grandes medios, no tocan el tema, antes lo dicen: queremos informarles cómo es que el hombre gira alrededor del dinero, así lo dicen en CNN, Dios es el gran ausente. La invitación en este año 2017 es para que cada uno de nosotros, viviendo bien nuestra vida cristiana le mostremos al mundo cómo se vive bien estando normados por lo que Dios manda y que hemos conocido por Jesús, su Hijo, comenzando por nosotros mismos, nuestras familias, nuestros amigos, nuestro círculo social, de pronto en nuestro trabajo.

SUGERENCIAS. Para mostrar al mundo que Jesús es el Hijo de Dios:

1 En nuestras vidas aceptemos a Jesús como el Hijo de Dios.

2 Procuremos vivir conscientemente durante 2017 lo que Jesús nos ha enseñado.

EPÍLOGO. Para terminar, recordemos a nuestra comunidad que, Mateo presenta al mundo al “Hijo de Dios” y luego resumamos amablemente las sugerencias para vivir el mensaje dominical. Despidamos a nuestra comunidad llenándoles de la seguridad del amor de Dios y que solo dependemos de nuestras capacidades para mejorar.

 

 

Jesús Palomino Idrovo