EPIFANÍA

.

HOMILÍA EPIFANÍA DEL SEÑOR

 Mateo presenta al mundo al “Hijo de Dios”

8 de enero de 2017 (A)

EVANGELIO. Lectura del santo evangelio según san Mateo (3,13-17):
En aquel tiempo, fue Jesús de Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara. Pero Juan intentaba disuadirlo, diciéndole: «Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?»
Jesús le contestó: «Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere.» Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. y vino una voz del cielo que decía: «Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto.»
Palabra del Señor

HOMILÍA (Ayudas)

PRÓLOGO. Como homiletas, sabedores de las maravillas que hace Dios por nosotros los hombres, debemos a quienes hacen reflexión de la Palabras, darles la bienvenida y comunicarles el ánimo que nos embarga. No es tanto decir y decir cosas, sino mostrarles en las facciones, las actitudes, el trato, que nos sentimos bien porque Dios nos ama.

AÑO LITÚRGICO. Cómo no admirar a nuestro Dios y a nuestra santa Madre la Iglesia. Dios, extraordinario como es, tiene una metodología súper, miremos. Manda a su Hijo, hay que prepararse (Adviento), nace su Hijo Jesús (Navidad), nace en una familia y lo primero que hace es exaltar a su madre María y por eso el 1 de enero la celebramos como Madre de Dios y en el domingo siguiente, presenta a su Hijo Jesús al mundo, a todos los hombres, a la humanidad y es Epifanía. Es decir, envía a su Hijo, nace entre los hombres, celebra a su Madre y muestra su Hijo al Mundo. Qué maravilla. Contemos a nuestros feligreses esta maravilla de parte de Dios e invitémosles a asumir como celebraciones de nuestra santa Madre Iglesia. Digamos que esto es el Año Litúrgico.

EXÉGESIS. El texto del evangelio es de Mateo. Ya sabemos cómo es Mateo: sobrio, elegante, directo, detallista pero serio, animador de la comunidad seguidora de Jesús pero que se está organizando, así es Mateo, óigalo: «Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere», no dice más, muy serio, Jesús cumple lo que Dios quiere, e invita a Juan a hacerlo, no da vueltas. Jesús es bautizado por Juan, pero es el momento preciso, así es Mateo, “se abrió el cielo” y sin más palabras concreta: “el Espíritu de Dios bajaba”, y, es más, sin otras palabras “vino una voz del cielo” y como siempre, contundente Mateo, con palabras claras, en sonido de la voz del cielo presenta al mundo al enviado así: «Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto», no más, dice todo en un párrafo. ¿Qué es lo que pretende Mateo en todo este corto relato a su estilo? Pues, presentar al mundo al protagonista, Jesús, el Hijo de Dios. Eso es Epifanía.

Mensaje: Mateo presenta al mundo al “Hijo de Dios”.

HERMENÉUTICA es actualizar el mensaje. Epifanía, es mostrar, en este caso, Dios muestra al mundo, a la humanidad a su Hijo. La pregunta: ¿cómo actualizar este mensaje en este mundo? El asunto no es cómo hablarles de este acontecimiento a los feligreses que están dispuestos a escucharnos y que de alguna manera lo han oído ya varias veces. El tema es cómo decir a este mundo que Jesús es el Hijo de Dios, cuando ya muchos, no es que lo digan, sino que viven como si Dios no existiese, ya no les interesa Dios, cómo hablarles a ellos. Con el humanismo ateo, Dios ya no está, dios es el hombre; con la Ideología de género, igual, Dios, ni se lo menciona, dios es el hombre; en los grandes medios, no tocan el tema, antes lo dicen: queremos informarles cómo es que el hombre gira alrededor del dinero, así lo dicen en CNN, Dios es el gran ausente. La invitación en este año 2017 es para que cada uno de nosotros, viviendo bien nuestra vida cristiana le mostremos al mundo cómo se vive bien estando normados por lo que Dios manda y que hemos conocido por Jesús, su Hijo, comenzando por nosotros mismos, nuestras familias, nuestros amigos, nuestro círculo social, de pronto en nuestro trabajo.

SUGERENCIAS. Para mostrar al mundo que Jesús es el Hijo de Dios:

1 En nuestras vidas aceptemos a Jesús como el Hijo de Dios.

2 Procuremos vivir conscientemente durante 2017 lo que Jesús nos ha enseñado.

EPÍLOGO. Para terminar, recordemos a nuestra comunidad que, Mateo presenta al mundo al “Hijo de Dios” y luego resumamos amablemente las sugerencias para vivir el mensaje dominical. Despidamos a nuestra comunidad llenándoles de la seguridad del amor de Dios y que solo dependemos de nuestras capacidades para mejorar.

 

 

Jesús Palomino Idrovo

MARIA MADRE DE DIOS

 

HOMILÍA SANTA MARÍA MADRE DE DIOS

“En silencio María, la mamá, cumple la voluntad de Dios.”

1 de enero de 2017 (A)

EVANGELIO. Lectura del santo evangelio según san Lucas (2,16-21):
En aquel tiempo, los pastores fueron corriendo hacia Belén y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que se les había dicho de aquel niño.
Todos los que lo oían se admiraban de lo que les habían dicho los pastores. María, por su parte, conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.
Y se volvieron los pastores dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho.
Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción.
Palabra del Señor

HOMILÍA (Ayudas)

PRÓLOGO. Saludarles con un cariñoso encuentro de bienvenida a los feligreses por Año Nuevo civil no es mala idea. Pero junto con ese saludo cariñoso sería bueno recordarles que hoy celebramos a la Virgen María, como Madre de Dios. En otras palabras, diríamos que nosotros celebramos hoy el verdadero día de la Madre, de la Madre de Dios, de la Virgen María.

AÑO LITÚRGICO. En el Círculo Salvífico que hemos planteado como plan de Dios para nuestra salvación, hemos recorrido ya, la etapa de la promesa de Dios por enviarnos su mensajero (de eso se trata en los domingos finales de la segunda parte de tiempo ordinario pasado), luego, el cumplimiento de la promesa, para lo que como Iglesia nos hemos preparado en el tiempo de Adviento y ya celebramos en la Navidad el nacimiento del enviado, del Emmanuel, del Dios con nosotros. Pero debemos valorar el pensamiento de nuestra santa Iglesia, cuando luego del nacimiento de Jesús, la primera celebración es a la “madre” de Jesús, dándole toda la importancia en este plan maravilloso de Dios.

EXÉGESIS. Nuevamente estamos frente a la Palabra y es también con la metodología de Lucas, el médico. Este texto es continuación del texto de la celebración navideña en el que Lucas da los argumentos para certificar que lo sucedido es histórico, con la referencia al emperador César Augusto y al gobernador Quirino, lo de Nazaret, eso de Belén, etc., para concretar que en el campo los pastores cuidan sus rebaños y en ese contexto histórico nos relata la presencia del ángel conversón con los pastores y finalmente el “ejército celestial” que entrega su mensaje, tanto para el cielo como para la tierra a los hombres de “buena voluntad”. En el desarrollo de ese acontecimiento en la historia, los pastores encuentran al niño, cuentan lo sucedido y todo lo que se dice de él. Es en el conjunto de estas circunstancias que Lucas nos entrega a la persona más importante, si se puede decir, a la mamá y lo dice de manera tan sencilla como contundente: “María, por su parte, conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón”, no dice nada, es la protagonista, solamente está y guarda todo en su corazón.

Mensaje: En silencio María, la mamá, cumple la voluntad de Dios

HERMENÉUTICA es actualizar el mensaje. Lo sabemos y lo hemos repetido hasta el cansancio, quienes hacemos homilética debemos esforzarnos porque el mensaje de la Palabra logre actualizarse. Veamos algunos elementos de actualización: el personaje es la mamá, claro es la madre de Dios, pero es mamá; en el acontecimiento participa con lo más valioso e íntimo de una mujer, su capacidad de ser madre, su maternidad; la actitud de vida no es protagonizar, manteniendo un “perfil bajo”, pues es sabedora de su importancia en semejante acontecimiento, dice Lucas que todo eso “guarda” en su corazón. Actualizar será hacer presente estos tres aspectos: a quienes son el personaje, mamá, que mantengan el “perfil bajo” pues, aunque no quieran, hacen parte de este gran acontecimiento, ya que es con su maternidad con la que participan, así como también “guardar” todo eso en su corazón. Englobando todos estos momentos hay que decir que: en el gran proyecto, el enviado se hace historia, se hace hombre en el vientre de María, para traernos la vida de Dios y todo su amor y que es un acontecimiento que se sigue suscitando todos los días. Por eso podemos afirmar que, la más maravillosa presencia de Dios amor entre los hombres es “mamá” pues cumple en silencio la voluntad de Dios. Bendita nuestra Iglesia que propone en este tiempo litúrgico, en este tiempo civil, en este día, celebrar a María como Madre. Hoy es día de la mejor mamá del mundo: María y de todas las mamás.

SUGERENCIAS. Para celebrar a mamá que en silencio cumple la voluntad de Dios:

1 Aceptemos a la persona de María, como mamá, es decir como la mejor cumplidora de la voluntad de Dios y en silencio.

2 En nuestra mente, todas las mamás, sin distingo de ninguna clase, deben ser la más maravillosa de las presencias de Dios entre nosotros.

3 En la medida de lo posible celebremos a mamá de lo mejor manera, aunque ella no sepa que es la maravillosa presencia de Dios entre nosotros.

EPÍLOGO. Para terminar, recordemos a nuestra comunidad que, en silencio María, la mamá, cumple la voluntad de Dios y luego resumamos amablemente las sugerencias para vivir el mensaje dominical. Despidamos a nuestra comunidad llenándoles de la seguridad del amor de Dios y que solo dependemos de nuestras capacidades para mejorar.

 

Jesús Palomino Idrovo

 

NATIVIDAD DEL SEÑOR

.

HOMILÍA NATIVIDAD DEL SEÑOR

25 de diciembre de 2016 (A)

EVANGELIO. Lectura del santo evangelio según san Juan (1,1-18):
En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y el Verbo era Dios.
Él estaba en el principio junto a Dios. Por medio de él se hizo todo, y sin él no se hizo nada de cuanto se ha hecho.
En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Y la luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no lo recibió.
Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz,

para que todos creyeran por medio d él. No era él la luz, sino el que daba testimonio de la luz.
El Verbo era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre, viniendo al mundo.
En el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de él, y el mundo no lo conoció.

Vino a su casa, y los suyos no lo recibieron.
Pero a cuantos lo recibieron, les dio poder de ser hijos de Dios, a los que creen en su nombre.
Estos no han nacido de sangre, ni de deseo de carne, ni de deseo de varón, sino que han nacido de Dios.
Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria como del Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad. Juan da testimonio de él y grita diciendo: «Este es de quien dije: el que viene detrás de mí se ha puesto delante de mí, porque existía antes que yo». Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia.
Porque la ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad nos ha llegado por medio de Jesucristo.
A Dios nadie lo ha visto jamás: Dios Unigénito, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer.
Palabra del Señor

HOMILÍA (AYUDAS)

PRÓLOGO. Qué mejor dar la bienvenida en esta fecha especial a todos los hermanos con quienes domingo a domingo escudriñamos la Palabra.

AÑO LITÚRGICO. Se terminó el primer tiempo, el Adviento, hagamos caer en la cuenta a nuestros hermanos que estamos en tiempo de Navidad. El tiempo de espera ya terminó y ahora a vivir entre nosotros la presencia del esperado, Jesús, el Mesías.

EXÉGESIS. Estos 18 versículos de Juan, nos muestran todo lo que el evangelista desarrolla sobre Jesús en todo el evangelio.

Jesús es el centro de todo; existía desde antes que todo; por Él se hizo todo; es la vida y la luz; y Jesús, siendo todo se hizo hombre. Paradoja de la vida, el hombre no le recibe. A pesar de ser anunciado por Juan, quien lo ha presentado como verdad y vida es el mismo Padre Dios, para que los hombres lo aceptaran, pero no fue así. Los suyos no lo recibieron, y a algunos que lo aceptaron “les dio el poder de ser hijos de Dios”.

Mensaje: Jesús es Dios.

HERMENÉUTICA es actualizar el mensaje. Pues el mensaje es concreto, Jesús es Dios. Jesús es la luz, Jesús es la vida, Jesús es por quien se hizo todo, Jesús es el de siempre, Jesús es Verbo de Dios, a Jesús le debemos recibir en nuestras vidas. Podemos hacer pesebres, rezar novenas, realizar posadas, etc., pero si no lo aceptamos como parte de nuestras vidas, nada tiene sentido. Podemos decir algo más, si Jesús es verdad, debe ser parte de nuestra vida, viviendo siempre la verdad; Jesús es Luz, debe ser quien nos ilumine si Él es parte de nuestra vida; Jesús es la Palabra de Dios, debemos escucharle siempre si Él es parte de nuestra vida.

SUGERENCIAS. Para vivir a Jesús en nuestras vidas:

1 Abramos nuestra mente, nuestro corazón, nuestra vida para que Jesús haga parte indispensable de lo que somos, es más, hagamos conciencia de que Él ya está en nuestras vidas (Es el Emmanuel, Dios-con-nosotros) y contemos siempre con Él.

2 Intentemos hacer todas las cosas, ya no solos, contando siempre con Jesús, sabedores de que Él no hace nuestro trabajo, nosotros debemos actuar. Comencemos ahora, en esta navidad.

EPÍLOGO. Para terminar, recordemos a nuestra comunidad que, Jesús es Dios y luego resumamos amablemente las sugerencias para vivir el mensaje dominical. Despidamos a nuestra comunidad llenándoles de la seguridad del amor de Dios y que solo dependemos de nuestras capacidades para mejorar.

 

 

Jesús Palomino Idrovo